«Tres mundos en mi mundo»

Por Jacqueline Núñez Perez

Un amigo por ahí me dijo… «los niños tienen más etapas que Mario Bross»… jajajaja, y ¡es verdad!… Tengo tres hij@s, ell@s lo son todo para mi (imagino, como lo son cada un@ de sus hij@s), pero cada uno está en una de las taaaantas etapas de su niñez…

 

La primera, Aurora de 6 años, es una niña independiente (a veces, cuando le conviene jajaja), pero que tiene sus cosas muy claras, ella esta comenzando la etapa escolar, 1° Básico, un cambio del cielo a la tierra, de estar en pre básica donde aprende en base a juegos, ya se le puso más complicado el camino, sin embargo, con su forma de ser se ha podido adaptar bastante bien al cambio. Además es la mayor, lo que la pone en un rol que ella en un principio no quería, pero que cumple muy bien, quiere mucho a sus hermanos más pequeños y siempre se preocupa de lo que les pasa.

 

Luego está Sarita, de 3 años, una loquilla, coqueta, tierna…que está en la etapa que he bautizado «los terribles 3 años»,  claro, porque cuando quiere algo, si uno se demora mucho ya no lo quiere, pero después llora porque no lo tiene…uuuuuh… si dijeron que los 2 eran terribles, esperen a llegar a los tres uf!. Pero a pesar de todo, es súper compinche con Aurora, juegan, se ríen, hacen maldades, se cubren entre si… Sarita sin duda es especial.

 

Y finalmente llegó el tan esperado principito, Simón, de 1 años 2 meses, que tiene una personalidad distinta, claro, es el hombre jajaja, sonríe desde que despierta hasta que se duerme en la noche, es curioso, está en la etapa de probar el mundo con su boca, todo lo toca, lo investiga, molesta a sus hermanas, pero más que enojarse lo integran en sus juegos (es como su muñeco jijij), lo miman, y él claro, se deja mimar.

 

Los tres son mundos distintos, y de alguna u otra forma logran encontrarse para compartir, me encanta verlos jugar y comunicarse entre sí y reírse de sus juegos. Ellos logran que cada uno de mis días sea distinto.

Soy Jacqueline y mis tres bendiciones son mi vida.