Terminar una carrera siendo 3 veces mamá.

Por Ana María Henríquez Soto

Mi nombre es Ana, primeramente mujer, madre de 3 niñas loquillas y revoltosas con personalidades únicas e ideas claras, esposa y  terapeuta ocupacional de profesión (así en ese orden).

Estaba por empezar mis internados cuando me enteré que estaba embarazada, fue así como comencé este camino llamado maternidad  en el año 2014 cuando nació Isabella mi mayor, mi pequeña guerrera, maestra de vida. Al mes de vida en un control de rutina le detectaron una cardiopatía congenita compleja. Aún recuerdo cuando me la quitaron de los brazos e inmediatamente la colocaron en una incubadora,  junto a mi esposo no podíamos creer todo lo que estaba ocurriendo, veíamos como todos corrían y no nos decían nada, luego una cardióloga nos comunica que Isabella requería de una cirugía a corazón abierto urgente, y que no sabían cómo había sobrevivido todo este mes. Solo había una clínica que realizaba esa operación en Chile, si no encontrábamos un cupo ahí debíamos irnos a Boston, finalmente nos hicieron un cupo y a los días realizaron la operación, tenía 90% de probabilidades de morir y 10% de sobrevivir.  Nosotros  nos aferramos a ese 10 %  y así fue como ganó su primera batalla, luego a los 5 meses debimos a volver a vivir una nueva batalla nuevamente a corazón abierto mismas probabilidades pero con siempre pensando en positivo, aferrándonos a ese 10% de que sería una cirugía exitosa  y así fue. Recuerdo pasar nuestra primera navidad hospitalizadas pero con el mejor regalo de tenerla con vida, y así conocimos un nuevo mundo de corazones traviesos, conocimos tantas familias pasando similar situación, así también ver como otros guerreritos/as abrieron sus alas para ir a un lugar mejor.

Al poco tiempo llegó Alexandra mi segunda hija, una niña llena de luz y amor siento que llegó a sanar un poco esa primera experiencia de la maternidad, terminé mis internados mientras estaba embarazada de ella, tuve un excelente embarazo y todo salió muy bien, cada vez que me tocaba un control con ella se me apretaba la guata pero gracias a Dios siempre estuvo sanita, experimente el  amamantar en tándem, portié en tándem y comencé a disfrutar la maternidad…

Luego a los meses me enteré que nuevamente estaba embarazada de mi tercera hija, Elizabeth con  ella di por terminada mi carrera, ya que di mi examen de título a los pocos meses de nacida así que cada una de mis hijas ha marcado una etapa en el término de carrera y titularme como terapeuta ocupacional, así que chiquillas, si se puede terminar una carrera siendo mamá. Con  Elizabeth también he conocido sobre otro mundo, el de las alergias alimentarias y APLV (alergia a la proteína de la leche de vaca), nos costó meses poder diagnosticarla, ya que en los consultorios aún existe muy poca información al respecto, de hecho tuvimos que realizar todo de manera particular, pero a la semana de realizar la dieta del amor, todo comenzó a mejorar, Elizabeth hacía reacciones bronquiales en cada reacción y fue por ello que pasamos sus primeros dos años de vida  de hospitalización en hospitalización, hoy ya tiene 3 años y estamos a punto de dar por superadas sus alergias.

Yo siento que este año a pesar de todo lo que ha provocado esta pandemia, ha sido el mejor año para nosotros en cuanto a salud, siento que este año he podido disfrutar de una maternidad plena, con todo lo típico de una maternidad,  disfrutar tiempo y locuras con las 3, sin duda no ha sido fácil estos 6 años de maternidad, pero he aprendido tanto, he sanado tantas cosas, ha sido una montaña rusa de emociones, de sentir ese miedo profundo hasta sentirme plena,  no dejo de agradecer a diario por tenerlas en mi vida, por la familia que hemos formado junto a mi esposo, por todo lo vivido junto a ellas  y que ellas me hayan elegido para ser su madre, y compañera de vida.

4 comentarios de “Terminar una carrera siendo 3 veces mamá.

  1. Jo dice:

    Leo y me emociono mucho porque conozco a esta tremenda mujer… Sin duda es un ejemplo a seguir de lucha y constancia…pero sobre todo de alegría … Para mí es un ejemplo de mujer y madre …mis mejores deseos siempre para ella y su familia

  2. Daniela dice:

    La Any es una super mamá! Admiro su energía y ánimo cada día, sus elvirazos de día lunes y el gran corazón que tiene para toda su comunidad de seguidores. Reí y lloré leyendo su historia, es un ejemplo de resiliencia y power 💖

  3. Yasna cofrec dice:

    Muchas felicitaciones tu historia habla de que en la vida no hay nada que no se pueda lograr…lo más importante es que supiste dar esa entrada a tus hijos por sobretodo gracias a tu marido también que te ayuda y acompaña…eres una mujer hermosa y muy buena madre diseñadora a conchos…❤❤❤❤🍀🍀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.