MI HIJO ADOLESCENTE SE VA DE CASA

Por Lilian Delgado

“Cuando un adolescente se va de la casa, es una decisión que parece voluntaria, existe en general una situación compleja, conflictiva y dolorosa a nivel intrafamilar que empuja a ese o esa joven a buscar una vía de escape y alejarse del hogar como una solución límite a un ser adverso y extremo, sostuvo una especialista”.

Ha pasado ya un año, en el que tomé la decisión de irme de casa de mis padres, para vivir en pareja y con mis dos hijos. La decisión fue difícil, pero muy necesaria, ya que en casa con mis padres la convivencia era cada vez más tensa, cosa que a nadie hacía feliz. Mi pareja me apoyó, a pesar de llevar poco tiempo juntos. Arrendamos una casa bonita con todas las comodidades que requieren los niños. Pasé varios meses tratando que mis hijos se sintieran muy a gusto y cómodos con el cambio de vida. Mi madre que está psicológicamente mal, me demandó al poco tiempo de irme de casa a la OPD (Oficina de Protección de Derechos de Infancia) diciendo que yo había hecho abandono del hogar y que mis hijos vivían con ella. Como dije antes… yo trataba que los niños estuvieran bien, ella lo puso más difícil ya que seguimos yendo a las citaciones de ésta organización.

Mi hijo adolescente (17 años) empezó a cambiar mientras los meses iban pasando, se puso más contestador y atrevido conmigo. Como todo adolescente, junto a otras cosas, requiere más tiempo de dedicación tanto en sus estudios como en su persona. Esperaba que con el tiempo se acomodara a la nueva vida que teníamos, pero no fue así. Aproximadamente al octavo mes tuvimos una discusión fuerte, me dijo cosas que me dejaron sin palabras, yo no reaccioné y a los dos días se fue de casa a vivir con mis padres. Pasó más de un mes en el que no me hablaba, no me miraba, fue terrible para mí, es mi hijo ¡y lo amo tanto!, cuando pienso en ese momento … aún siento como mi corazón se partió. En la OPD hablaron con él y concluyeron que todo se debía a que mi hijo estaba celoso y no quería vivir más con mi pareja; o sea……. alguien se tenía que ir … Pasó un mes y tuve que pedirle a mi pareja que se fuera de casa. ¿Por qué un mes? Fue el tiempo que me cuestionaba el tema, que además de ser madre también soy mujer y que tengo todo el derecho de ser feliz con mi pareja, pero en este caso mi felicidad era la infelicidad de mi hijo adolescente, así que tomé la decisión. Mi hijo casi instantáneamente volvió a casa, pasó de curso y volvió a mirarme y tratarme con amor. Hace poco tuve otra citación de la OPD donde me felicitaron por ser buena mamá. Ahora, mi hijo adolescente se fue de vacaciones hace ya unas tres semanas. Mi hijo menor está con su padre también de vacaciones… ¿Y yo? me quedé sin pareja, estoy sola en casa, cuidando a mis perros, la única satisfacción es que soy buena mamá, pero me pregunto ¿Y qué pasó con ser mujer?. Quizás ese es tema para otra confidencia. Saludos a todos.