Capítulo 2: Unión, trabajo y entrega, así florece Camino Cintura

Periodista Carla Solis.
¡Hola madres y padres!, la semana pasada les presentamos el proyecto “Un Parque en Camino Cintura” y hoy continuaremos conociendo un poco más sobre él.
Es importante conocer estas iniciativas, principalmente, porque al parecer el cemento se ha apoderado de la ciudad, mientras que las plazas y patios son menos frecuentes y reducidos. Tener un espacio para estar en contacto con la naturaleza es un privilegio ¿no creen?

En Valparaíso, distintas organizaciones han comenzado a empoderarse y han dado nueva vida a sitios eriazos, convirtiéndolos en lugares propios, ya sea como huertos, pequeños puntos verdes o parques. Pero los múltiples beneficios que estas iniciativas conllevan no se limitan a tener una vista más verde.
Si bien, el objetivo primordial del Parque en Camino Cintura es la recuperación de la quebrada, de manera impensada, se ha producido un beneficioso trabajo con la comunidad, nos comenta Liza. El grupo de personas que participa es en sus palabras “ecléctico”. Desde profesores universitarios, estudiantes y profesionales de distintos rubros, todos se unen para aportar y trabajar: limpiar, plantar y regar, que es la base de este proyecto.
Por lo general, no realizan actividades asiduamente, pero hace poco comenzaron un taller de Documentación socioambiental, con el propósito de hacer un registro histórico en torno a los cambios que ha experimentado a través del tiempo la quebrada. Es decir, rescatar los recuerdos que viven en la memoria de los vecinos.

Los miércoles y jueves, se realizan jornadas de huertos con los niños de escuelas cercanas del sector. “Están llegando muchos niños y preadolescentes, que era un público al que no estábamos llegando y que le da otro cariz al proyecto”, agrega Liza.

Según Jorquera, la recuperación medio ambiental de un espacio como este tiene beneficios de todo tipo, como impactos en la salud y como espacio educativo. “La labor que nosotros hacemos puede retejer la vida comunitaria, activar el vecindario, lograr que la gente se comunique, que salga de su casa”.
También esperan que una vez concretado el parque pueda generar beneficios laborales a los vecinos del lugar. Ya sea que como una mejora en cuanto al turismo en el sector o aumento de la plusvalía. En suma, que sea un aporte a la calidad de vida de los residentes del sector.
Querida comunidad, ¿creen que exista algo mejor que enterrar las manos en la tierra, descansar a la sombra de un árbol o ver cómo germinan las semillas?, ¿qué tan importante consideran que es para nuestros niños tener esta experiencia?, ¿vale la pena luchar por algo así?
Nos vemos en el próximo capítulo y final de esta historia. Espero que lo disfruten y que los inspire a generar los cambios que necesiten. ¡Un abrazo!
@parqueencintura
*Las fotografías aquí expuestas fueron extraídas de la fanpage del proyecto Un Parque en Camino Cintura.