La Maternidad activó en mí, una fuerza que no conocía.

Por Jocelyn Caro Jerez.

 

Lo veo en mi y en tantas mujeres maravillosas que conozco, que son madres y

que día a día hacen lo mejor para sacar adelante a sus hijitos e hijitas. Es que cuando nos

convertimos en madres muchas cosas cambian en nosotras, lo más evidente son los cambios físicos, algunos incluso nunca nos abandonan, se quedan ahí recordándonos para siempre este hermoso momento. Pero lo que más me sorprende es el cambio emocional y mental que vamos vivenciando.

Cuando recibí en mis brazo a mi primer hijo (actualmente tengo 3), hace 10 años atrás algo cambió para siempre en mi en ese instante en que lo pude tocar y supe que ya nada sería lo mismo, que ahora había un ser pequeñito que me necesitaba para sobrevivir y crecer. No puedo negar que también sentí mucho miedo, todo todo lo que estaba viviendo era tan nuevo y hermosamente abrumador, recuerdo noches enteras sin dormir amamantandolo y pensando si sería capaz de criarlo, a veces lloraba sola porque sentía el peso del mundo sobre mi.

Es que no se nos enseña a ser madres en ninguna parte, y es porque tenemos el instinto ahí guardadito, escondido a veces bloqueado por el miedo, el juicio social, las opiniones del resto y tantas otras cosas más, el primer tiempo me sentía tensa, no podía organizar mi día, a veces no podía bañarme o comer, o hacer otras cosas o tal vez dormir una siesta larga, en fin, cambi de vida en 360 grados, fue difícil ajustarme pero no imposible , y es porque en esa relación madre hijo, el bebé es quien nos enseña a ser madres, cuando tomamos atención a lo que necesita, cuando descubrimos lo que le agrada, cuando lo amamantamos y acurrucamos y vemos que va creciendo sanito, que cada día hace cosas distintas, esas nubes negras del miedo se van disipando y nosotras vamos renaciendo, vamos tomando una postura nueva ante la vida, nos sentimos más seguras, más maduras, más capaces y porque no decirlo más felices.

 

Ahora tengo 3 hermosos niños : Joaquin de 10 años, Emilio de 6 y Mateo de casi 2 .Y debo reconocer que yo siendo la misma persona he vivido la maternidad de manera distinta con cada uno de ellos, hay cosas que uno decide no repetir, hay otras que decides innovar en la crianza.

 

Para mi la maternidad ha sido toda una aventura llena de cosas nuevas, ha habido de todo alegría, amor, tristeza, miedo, amor infinito por eso creo que es el gran desafío de mi vida, y en eso estoy ahora tiempo completo criando, tratando de darles lo mejor, intentando sobreponerme a las dificultades que se presentan a veces, de estar firme y bien parada para contenerlos, de calmar mis miedos y poder calmar el de ellos.

 

Desde que llegó mi tercer hijo, me siento más valiente, fuerte, decidida, empoderada en mi rol de mamá, escuchando mi voz interior, ese instinto que todas tenemos, con Mateo he disfrutado más la crianza, con él lactancia fue bella, más calmada, menos angustiosa, con él me he detenido a poder disfrutar su crecimiento y su etapa de bebé en compañía con sus hermanitos y papá. Ahora me da nostalgia de cuando los 3 eran más chiquititos pero también, siento una felicidad enorme de verlos como crecen día a día , este es el regalo más grande que la vida me dio. No puedo negar que hay días en que las cosas se ponen caóticas en casa, ellos son intensos en todo y para todo, y esa intensidad a veces me deja rendida en la noche, sintiendo que no puedo más, aún asi al otro día despierto con toda la energía y el amor para seguir en esta aventura de ser mamá. Lo único que quiero en estos momentos es ver a mis hijos crecer, que sean felices, que logren sus sueños, que disfruten la vida y poder acompañarlos la mayor cantidad de tiempo que sea posible.

 

Orgullosa de ser mamá de haberme rearmado, de haber podido pararme cuando no sabía que dirección tomar. Somos como el ave Fenix , Todas tenemos esta fuerza lo único que debemos hacer es creer en nosotras y en ese poder que la madre naturaleza nos dio y que nunca lo debemos perder.

 

Honro desde mi corazón a todas las madres del mundo han buscado lo mejor para sus hijos e hijas, desde el amor mas grande, eterno y hermoso que es el que sentimos cuando somos mamás.

 

Soy Jocelyn Caro Jerez

Mamá de 3 hermosos niños.

Un comentario de “La Maternidad activó en mí, una fuerza que no conocía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.